Benzoato de sodio

 

Muchas personas saben que se usan preservantes en los alimentos pero muy poca gente conoce a esas sustancias. Por eso que decidí escribir sobre el componente más común en las mermeladas y bebidas – el benzoato de sodio.

El benzoato de sodio es una sal del ácido benzoico. Es soluble en agua y antiséptico, por eso se usa generalmente para conservar los alimentos.

Naturalmente el  ácido benzoico y sus sales está presente en arándanos, pasas, ciruelas, canela, clavo de olor y en unos productos de leche. Para usos comerciales esta producido químicamente del tolueno.

Como aditivo alimentario es usado como conservante más barato, matando eficientemente a la mayoría de levaduras, bacterias y hongos. El benzoato sólo es efectivo en condiciones ácidas (pH < 6). Más frecuente lo encontramos en los frescos y bebidas no alcohólicas, margarinas, en aliño de ensaladas, en mermeladas, en zumo de frutas, en encurtidos y en salsas de comida (china, soya, mostaza, de tomate).

La mayoría de las administraciones de alimentos del mundo considera al benzoato generalmente “seguro”. En las dosis mínimas no se encontró ningún efecto nocivo en seres humanos. Pero es importante decir, que en esos días, el benzoato es tan usado, que es casi imposible evitarlo, por lo tanto el consumo diario es muy alto.

Otra cosa que hay que pensar es que los aditivos usados en alimentos en dosis mínimas no son peligrosos. PERO hay que darse cuenta que la nocividad de los presevantes no está testada en niños o enfermos, ni se examina el consumo de largo plazo. Ni tampoco se realizan las pruebas del impacto, cuando se mezclan los preservantes particulares. ¡Y que cóctel químico hay en muchos productos!

Peter Piper (el profesor de biología molecular y biotecnología en la Sheffield Universidad) examinó los efectos de los benzoatos en la salud. Las pruebas de laboratorio indican que este agente conservante genera radicales libres con un efecto destructivo en las células. El daño es comparable a los efectos del consumo de alcohol o al de la destrucción en las células que se presentan en la vejez.

Estos productos químicos pueden dañar gravemente el ADN de las mitocondrias de las células de tal manera que completamente las retiran del servicio. Hay muchas enfermedades que se asocian con este tipo de daños de ADN – Parkinson y un buen montón de enfermedades neurodegenerativas“, dijo el profesor Piper. „Mi preocupación se refiere principalmente a los niños que consumen estas bebidas a menudo“.

Piper no ocultó su decepción de la indiferencia del gobierno a la mayoría de los fabricantes de bebidas no alcohólicas que minimizan los riesgos potenciales. „En ese punto, no me atrevo a decir inequívocamente que el benzoato de sodio no es peligroso“, ha subrayado Dr. Piper.

La reacción de la Oficina estatal para la calidad de los alimentos (Food Standards Agency, FSA) sigue siendo la misma: „El benzoato de sodio y ácido benzoico están aprobados para uso alimentario“.

Algunos científicos han señalado anteriormente que el benzoato de sodio en los refrescos reacciona con otro aditivo – ácido ascórbico (vitamina C) y crea el benceno, que es un cancerígeno comprobado. Este proceso puede estar acelerado según los condiciones del almacenamiento de los alimentos, especialmente el calor y la luz.

Con el benzoato está vinculada aún más la sospecha, en particular con el desarrollo de la hiperactividad de los niños, especialmente con la combinación con los colorantes artificiales. Para algunas personas pueden ácido benzoico y benzoatos causar la liberación de histamina y provocar reacciones alérgicas o agravar a asma o a otras enfermedades alérgicas.

Curiosamente, a base de la confusión acerca de la seguridad de benzoato, Coca Cola no contiene benzoato de sodio que fue hecho voluntariamente por la compañía en 2008. Por desgracia, las otras bebidas de Coca Cola, incluyendo Fanta y Sprite, igual como la producción de Pepsi, continúan usando el benzoato en sus bebidas.

¿Qué podemos hacer?

Primero que todo, leer las etiquetas de los alimentos y escoger aquellas que no contienen el benzoato, ni otros aditivos peligrosos, preferiblemente empacadas en una botella de vidrio. Es importante evitar los productos „sospechosos“, sin país de origen declarado, sin la lista de ingredientes y otras informaciones obligatorias. Siempre es mejor y más saludable tomar un refresco hecho en casa de las frutas que un fresco comprado, lleno de los conservantes, saborizantes, colorantes y empacado en una botella de plástico, que con el calor suelta otras sustancias muy peligrosas. Esa es la única forma en que podemos cuidar nuestro salud ante los químicos introducidos en los alimentos.

 

Referencias:

https://es.wikipedia.org/wiki/Benzoato_de_sodio

http://www.livestrong.com/article/256440-what-soft-drinks-have-sodium-benzoate-e211-in-them/

http://www.dailymail.co.uk/health/article-458011/Chemical-soft-drinks-wreck-childs-DNA.html

http://www.hablemosclaro.org/ingrepedia/benzoato-de-sodio.aspx#.WNbDItThCt8